El niño que ‘eclipsó’ al mundo

Tierno y con apenas 5 años. Su nombre: Murtaza Ahmadi. Nació en Afganistán, ciudad situada en Asia Central y en donde sobresalen estupendas montañas florecidas por nevadas.

En este territorio, el pequeñín fabricó con clamor el deseo de tener una camiseta del emblemático jugador Lionel Messi. Para el padre del niño, Mohamad, granjero muy pobre, era imposible poder comprarla, pero un hermano de Murtaza se las ingenió y al tener a la mano una funda blanca y celeste, diseñó una camiseta con el nombre de Messi y el número 10. Se la enfundó a Murtaza, lo fotografió y se convirtió en un hecho histórico cuya historia recorre los cinco continentes. (D)

Al ver Messi tal imagen sensible, se impresionó y demostrando su afecto a los niños del mundo le ha hecho llegar a Murtaza la camiseta del Barça y de la selección argentina, gesto para aplaudirlo por siempre.

Estamos seguros de que millones de infantes están al día en materia futbolística, más que en conocer la propia historia y geografía de un país. Este niño de Afganistán debe ser el más conocido en el mundo, por su afecto al fútbol.

Nada imposible sería que Murtaza en tiempo cercano esté dándole un abrazo a su ídolo en algún lugar y qué mejor en un campo de fútbol.

Podemos afirmar que el 65% de los niños que practican el fútbol obtiene mejores notas, cumple con sus tareas y se aleja de la TV.

Lo de Murtaza es un arco iris visto en la tierra… (O)